Plataforma por una Red Nacional de Vías Ciclistas

Hoy os queremos hablar de una cosa que nos preocupa mucho, y es la seguridad vial, pero no la seguridad vial solo en la ciudad, tambien en las carreteras, y es que es otro punto a tratar, ya que todos los fines de semana, cientos de ciclistas salen a montar, ya sea para entrenar, o para disfrutar con los amigos y cojen carreteras, o aveces algunos bicicleteros de montaña, se ven obligados a cojer un tramo de carretera, y es hay cuando se ven en grave peligro, pero no solo por los conductores salvajes que no respetan, sino tambien por las carreteras que no estan bien preparadas.

Recientemente en madrid se a creado esta plataforma, que esperamos se mueva nivel estatal y consigua que se creen infraestructuras seguras por toda españa, para que los trayectos en bicicleta sean seguro, y es que muchas veces de un pueblo a otro, o de una ciudad dormitorio a la capital hay poco kilometros, pero la carretera mal construida dificulta el poder comunicar bien estos municipios, ya sea por falta de arcenes anchos, como trafico excesivamente rapido, y eso genera miedo a mucha gente, dificultando el que en su dia a dia o cada fin de semana saque su bici para ir con los colegas. por eso esta plataforma pretende luchar por esta causa, pretende que se creen infraestructuras.

Plataforma por una Red Nacional de Vías Ciclistas

 En busca de un modelo de movilidad más racional y sostenible

Cada vez somos más las personas que optamos por desplazarnos en bicicleta, lo que redunda en un beneficio generalizado para toda la sociedad, incluso para aquellos que no usan bicicleta.
A día de hoy, sin embargo, la total ausencia de infraestructuras adecuadas para el uso de la bicicleta hace que sea imposible avanzar. Muchísimas personas que actualmente no se desplazan en bicicleta lo harían si se sintieran seguras en vías específicas y separadas del tráfico motorizado.
Igual que un peatón se siente inseguro caminando por una acera por la que circulan bicicletas, un ciclista se siente inseguro circulando entre coches. Y esa inseguridad no es una sensación; es un hecho.

Son muchos los ciclistas que mueren atropellados cada año en España. La culpa no es de ellos por no llevar el casco. La culpa tampoco es siempre del conductor, pues en muchas carreteras es lógico -no justificable- que ocurran accidentes cuando no están preparadas para la circulación de ciclistas; los vehículos a motor mantienen una velocidad varias veces superior a la de las bicicletas, los márgenes son estrechos y, en resumen, son vías pensadas para automóviles, no para ciclistas.
Ciclistas que, sabiendo del peligro, circulan por esas vías porque no tienen otro sitio donde hacerlo.
La culpa de la alta mortalidad de ciclistas reside sólo y exclusivamente en la falta de unas infraestructuras adecuadas para la bicicleta. Es intolerable que se sigan produciendo accidentes mortales de ciclistas, pudiendo evitarlo.

En todas partes existen aceras para que los peatones puedan circular a salvo de coches y ciclistas. Y también existen en todas partes calles y carreteras asfaltadas para que los coches, camiones y demás vehículos de motor puedan circular por el lugar que les corresponde.
Sin embargo, los ciclistas no contamos con una infraestructura para nosotros. No podemos circular por las aceras, como es lógico, porque ponemos en peligro a los peatones. Tenemos que circular por asfalto, entre coches y camiones. ¿No tiene un ciclista el mismo derecho a la seguridad que tiene un peatón? No creo que esto se pueda justificar de ninguna manera.
La mayoría de los ciudadanos hacemos un gran esfuerzo para pagar nuestros impuestos, y esos impuestos deben redundar en nuestro bienestar.

En este caso, exigimos, porque es nuestro derecho, una red nacional de vías ciclistas. Una red que cubra espacios urbanos e interurbanos, y que nos permita tanto movernos dentro de la ciudad como de una localidad a otra. Vías ciclistas homologadas con criterios técnicos, construidas de forma que se optimice el esfuerzo de pedalear, evitando que tengamos que detenernos constantemente y subiendo y bajando bordillos. Necesitamos autopistas ciclistas, que permitan desplazarnos de verdad.

Está demostrado, con el ejemplo de otros países europeos donde esto se lleva haciendo muchos años, que unas vías ciclistas segregadas constituyen la forma más eficaz de evitar muertes y, al mismo tiempo, la mejor convivencia entre vehículos motorizados, peatones y bicicletas.
Con esto ganamos todos, pues se conseguirían multitud de objetivos de una vez. Evitar decenas, o cientos, de accidentes mortales. Reducir la contaminación ambiental y sonora. Pacificar el tráfico en las ciudades. Ahorrar millones de euros en Sanidad. Contribuir a las economías locales. Y mucho más.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Como cargarse la fiesta de la bici en 2 comodos pasos

Proxima Nocturna al anillo verde ciclista de Madrid (Septiembre 2016)

XVI Vuelta Nocturna Anillo Verde Ciclista de Madrid (11/06/2016)