Consejos para circular en bicicleta


¿Cómo circular? Consejos para el ciclista urbano


1 Circula como un vehículo respetando las normas


Circular en bici por la ciudad no es igual que montar en bici por el campo. Son necesarias unas conductas que aseguren nuestra seguridad y agilidad en la calzada o por una vía ciclista. Como ciclista, y llevando un vehículo, tienes unos derechos y obligaciones.

Señaliza con los brazos
 tus cambios de dirección con tiempo, de forma muy clara. Respeta los semáforos y las prioridades de paso. No hagas zigzags peligrosos, tu trayectoria debe ser previsible para el resto de vehículos. No utilices auriculares o hables por teléfono en marcha que te distraigan o aíslen de tu entorno.

Recuerda que tienes derecho a circular por el centro del carril, de forma que seas más visible y evitando los golpes en giros a la derecha. 

Por normal general no está permitido circular por el carril bus.

En los semáforos es conveniente que te hagas ver, guarda la fila o desplázate al frente para que se te vea bien y los coches que vayan a girar te tengan en cuenta. Mucha precaución al adelantar por la derecha a los coches parados, pueden abrir la puerta (más si cabe en taxis). Puedes quedarte quieto en la fila o adelantar coches siempre con dos precauciones: ir despacio por si se abre una puerta y, en cuanto veas que los coches empiezan a moverse por delante, volver a ocupar el carril entre el coche de delante y el de detrás. Sí que es cierto que luego los coches te vuelven a adelantar, pero sólo ralentizarás el tráfico en las calles de un carril con pocos cruces y en cuesta arriba. Ahí es recomendable quedarse en la cola sin adelantar.

Comprueba que puedes cambiar de carril con seguridad, señalizando con el brazo, para adelantar o sortear dobles filas de coches, paradas de taxis, buses o carga/descarga. Por supuesto, en las calles debes seguir el sentido de circulación, no vayas en sentido contrario a menos que esté señalizada esta posibilidad.

En las glorietas sigue la trayectoria de los vehículos, haciéndola predecible, para que no te arrinconen o no te vean al hacer giros a la derecha.

Los cambios de marchas deben realizarse con antelación a las situaciones de la calzada, por ejemplo, antes de pararte en un semáforo cambia la velocidad o el desarrollo para que la salida te resulte más fácil y cómoda. El uso de los cambios debe hacerse con suavidad. En bici no es recomendable moverse muy rápido, no te estreses, ve tranquilo, te cansarás menos.

Por último señalar, y recordar al que no lo sepa, que la normativa permite que circulen en paralelo un máximo de dos ciclistas.

2 Sé visible y previsible



En bici es primordial circular haciéndote visible al resto de vehículos y ser previsible en tus maniobras. Hay dos formas de conseguirlo:

- De forma pasiva, circulando por el centro del carril, sin pegarte a la fila de coches aparcados o a los accesos a viviendas. Por la noche lleva tus luces encendidas.

- De forma activa, circulando de forma previsible, integrado en el tráfico, sin realizar zigzags y señalizando tus maniobras. En cruces mira a los ojos de los conductores de los demás vehículos para comprobar que te hayan visto.

3 Respeta a los peatones



Recuerda que las aceras son para los peatones, y un ciclista con la bici en la mano caminando es un peatón. Por tanto, evita poner en peligro a los peatones, tu lugar está en la calzada y/o en la vía ciclista si existiera (carril bici, acera bici, senda ciclable,...). También debes saber que los pasos de cebra son de preferencia peatonal, entonces deberás cruzarlos a pie o esperar a que pasen el resto de vehículos de la calzada para cruzar subido a la bici.

En zonas peatonales anchas, como las calles Arenal o Fuencarral de la capital, siempre a poca velocidad y con precaución a mantener distancia de seguridad con los peatones, se te permitirá ir en bici. Cuando estén congestionadas de gente es preferible caminar con la bici en la mano.

4 Precaución en el carril-bici



En vías ciclistas de cualquier tipo (aceras bici, sendas ciclables, carril bici en calzada) no debes confiarte, no debes ni puedes sentirte ajeno a cualquier peligro.

Estate atento a: los posibles cruces imprevisibles de peatones, a las intersecciones con la calzada, a los giros de coches y entradas a garajes, a las puertas que se abren de vehículos aparcados paralelamente y a los ciclistas que vienen en contrasentido permitido (en carriles bici bidireccionales) o cuando no lo está.

En definitiva, yendo por el carril bici también requiere una circulación responsable y atenta.




Comentarios

Entradas populares de este blog

Como cargarse la fiesta de la bici en 2 comodos pasos

Proxima Nocturna al anillo verde ciclista de Madrid (Septiembre 2016)

XVI Vuelta Nocturna Anillo Verde Ciclista de Madrid (11/06/2016)